Las diferentes partes del Jamón Ibérico

  • Las diferentes partes del Jamón Ibérico

El aroma, el sabor y el color de las diferentes partes del jamón ibérico difieren sensiblemente. Las partes más reconocidas del jamón son la maza, contramaza y punto, aunque se puede añadir una cuarta que es el codillo.

La MAZA se presenta cuando colocamos el jamón con la pezuña mirando hacia arriba. Es la parte más carnosa, más ancha, jugosa y con mayor cobertura de grasa. Es la más grande de todas y presenta una gran superficie de corte.

La CONTRAMAZA está situada en la parte posterior. Es especialmente sabrosa, pero el hecho de tener menos grasa hace que sea un tanto más fibrosa y que su textura sea más firme.

La PUNTA es la parte extrema del jamón opuesta a la pezuña; su escasa superficie hace que las lonchas sean pequeñas, aunque muy bien veteadas de grasa.

El CODILLO es la parte más próxima a la pezuña y se caracteriza por ser fibrosa debido a la cantidad de nervios y tendones, pero la parte muscular es suave y sabrosa.