Características del Jamón Ibérico de bellota: Introducción

  • Características del Jamón Ibérico de bellota: Introducción

Independientemente del nivel de desarrollo económico, todos los países tienen un alimento o comida que les distingue del resto, llegando a identificarles más que su propia bandera.

Sin embargo, pocos países tienen un producto propio que reúna las características suficientes para recibir la calidad de excelsos. El caviar iraní, el salmón noruego o el foie-grass frances son algunos ejemplos de alimentos cuyo nombre es identificativo de una calidad suprema, conocida, aceptada y valorada a nivel mundial

En España, tenemos la gran suerte de contar con muchos platos reconocidos mundialmente. El gazpacho, la paella, el cocido, la tortilla de patata o la fabada, entre muchos otros, son platos totalmente ligados a nuestro país y apreciados no sólo por los españoles, sino también por gente de muchos otros países.

En cuanto a alimentos concretos, tenemos uno que excede sin duda a cualquier otro producto de naturaleza similar: el jamón ibérico de bellota. Un producto que reúne todas las propiedades para pertenecer al grupo de reconocidas delicatessen.

Un producto de producción limitada y vinculado a determinadas áreas geográficas, tanto durante la vida del cerdo, como en el proceso de elaboración.

Este producto no es otro que la pieza conformada por la extremidad pelviana (pernil) del cerdo ibérico, un animal singular y exclusivo de nuestra península.